La importancia de la luz en los sistemas de visión artificial

Como define la RAE, la luz es el agente físico que hace visibles los objetos y nuestro objetivo con los sistemas de visión artificial no es más que eso, VER. Localizar piezas y emplear esa información adecuadamente para mejorar el funcionamiento de nuestra instalación.

Un ejemplo fácil de entender podría ser la localización de una pieza en una cinta transportadora. Con un sistema de visión podríamos calcular su posición y transmitir esa información a un robot para que pueda cogerla correctamente.

La luz debe ser empleada para iluminar adecuadamente nuestra escena. Iluminar es el factor más importante y su adecuado control es determinante para el resultado final. Con ello no quiero decir que mucha luz sea beneficiosa, si no que su correcto ajuste en nuestra instalación será lo que marque el obtener unos buenos resultados.

La mayor parte de las veces, en los entornos industriales las condiciones de luz no son las adecuadas. Por ello se opta por iluminar artificialmente el entorno de trabajo e incluso en algunos casos cabinar la instalación para que la luz externa interfiera lo menos posible en nuestra aplicación. Lo que buscamos es tener una fuente de luz constante y homogénea en cualquier momento del día. Cambios en la iluminación pueden conllevar falsos positivos a la hora de la detección o incluso que sea imposible la localización de las piezas.

No siempre buscamos tener una gran nitidez en todos los detalles de nuestras piezas. En ciertas aplicaciones puede ser interesante utilizar herramientas ampliamente conocidas en el mundo de la fotografía como es la del contraluz. Con esta técnica, lo que se intenta es conseguir un gran contraste entre nuestra pieza y el fondo de la imagen obteniendo así una silueta perfectamente definida, lo cual puede que sea lo que más nos interese para nuestra aplicación. Como dijo Coco Chanel “la simplicidad es la clave de la verdadera elegancia”.

Sin embargo, a pesar de su enorme importancia, la selección de un buen sistema de iluminación suele ser una de las partes más frecuentemente descuidadas e infravaloradas de un sistema de visión. Porque como dice el refrán “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Jaime Losada, Departamento Técnico PROBOTEC.