Estudio previo. La diferencia entre el éxito y el fracaso

Los proyectos de automatización constan de varias fases durante todo su proceso. Una de las más importantes y que pueden determinar el éxito o el fracaso del proyecto es la fase de diseño o planificación.

Antes de empezar a construir y montar nuestro proyecto, es conveniente tener muy claro todas las partes que lo van a componer, de ahí que un buen estudio previo sea esencial.

Algunas de las cuestiones claves que se deben tener en cuenta durante esta fase es la normativa legal vigente, que muchas veces limita la puesta en marcha de estos proyectos. Es importante conocer, o tener el asesoramiento de gente cualificada, en la aplicación de las normativas vigentes que aplican a nuestra máquina o línea de producción. Las distancias de seguridad, las alturas de los cierres perimetrales, tiempo de respuesta de los equipos peligrosos, etc. son algunos de los datos a tener en cuenta en nuestro diseño previo.

A lo largo de esta fase se deben indicar los objetivos, señalar el alcance, elaborar los planos, identificar los recursos, distribuir las tareas, crear una planificación de trabajos, entre otras muchas tareas.

El estudio previo es más que la definición de las piezas necesarias para realizar nuestro proyecto, es analizar a fondo todas las partes, tanto eléctricas, neumáticas, mecánicas, etc., así como plantear y definir perfectamente nuestra ingeniería de PLC y robótica. Todo esto bien planteado y estudiado, es lo que puede hacer que nuestro proyecto finalice exitosamente, y que ante pequeños contratiempos podamos hacer frente de forma rápida y efectiva, mostrando a nuestros clientes la profesionalidad y capacidad para realizar un buen trabajo.

Desde mi experiencia en estos 20 años, gran parte del éxito de los proyectos que he realizado, muchos de ellos de gran envergadura, críticos por su tiempo de ejecución o por ser en zonas importantes de la cadena de producción, han radicado principalmente de unos estudios previos exhaustivos y minuciosos, llegar a tener todo estudiado y documentado, facilitando así el trabajo al resto de personas implicadas en el proyecto, haciendo que todo el mundo acabe realizando todo lo que tenías previsto en tu estudio previo.

Pablo Padín Pazos, Responsable Departamento Técnico PROBOTEC.